La Sangre en la Medicina Tradicional China

Posted by

Imagen recuperada de freepik

La sangre, conocida como “shue” en la Medicina Tradicional China (MTC), es una de las sustancias fundamentales del organismo. Aunque en apariencia la sangre en MTC puede parecer similar a la sangre en la medicina occidental, sus componentes y funciones tienen distinciones significativas.

Formación y Funciones de la Sangre

En la MTC, la sangre se forma a partir del yin, que es la energía nutritiva esencial del cuerpo. La combinación de esta energía con los líquidos orgánicos resulta en la producción de sangre. La sangre puede clasificarse en dos grandes grupos: fisiológica y patológica. La fisiológica es la sangre saludable y funcional, mientras que la patológica presenta alteraciones que pueden afectar la salud.

Rol de los Órganos en la Producción de Sangre

Cada uno de los cinco órganos principales tiene un papel crucial en la formación y manejo de la sangre:

  1. Bazo: Extrae el Gu Qi (energía de los alimentos) y nutre la sangre.
  2. Pulmón: Aporta el Zong Qi (energía torácica) y controla la distribución de la sangre.
  3. Corazón: Impulsa la sangre a través de los vasos sanguíneos y le da su color rojo.
  4. Riñón: Proporciona la esencia Yuan Qi (energía original), que es esencial para la creación de sangre.
  5. Hígado: Almacena y distribuye la sangre según las necesidades del organismo.

Alteraciones de la Sangre

Las alteraciones pueden clasificarse en tres grandes grupos:

  1. Éxtasis de Sangre: Se refiere al estancamiento de la sangre, lo que puede causar dolor, coágulos menstruales, y otras disfunciones.
  2. Deficiencia de Sangre: Puede resultar en síntomas como palidez, debilidad, insomnio y alteraciones emocionales.
  3. Hemorragias: La salida de sangre de los vasos sanguíneos, que puede ser causada por traumas o problemas en la contención de la sangre por parte del bazo.
Imagen recuperada para freepik

Importancia Psicoemocional de la Sangre

La sangre también juega un papel crucial en el equilibrio psicoemocional. En la MTC, el shen (mente y espíritu) reside en el corazón y depende de la sangre para su estabilidad. Una deficiencia de sangre puede llevar a alteraciones emocionales, insomnio y otros trastornos psíquicos.

Conclusiones

Entender la sangre desde la perspectiva de la Medicina Tradicional China nos permite apreciar cómo el cuerpo y la mente están interconectados. La correcta formación y circulación de la sangre son esenciales para la salud integral, y cualquier alteración en estos procesos puede tener efectos profundos en el bienestar físico y emocional.

¿Necesitas más información?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *