La Ley de Semejantes: Un Principio Fundamental

Posted by

Imagen recuperada de freepik

Introducción a la Ley de Semejantes

La ley de semejantes es un principio fundamental en ciertas prácticas médicas y terapéuticas, que postula que una afección dinámica más débil puede ser destruida permanentemente en un organismo vivo por otra afección más fuerte, aunque diferente en especie, siempre que sea muy semejante en sus manifestaciones.

Aplicación de la Ley de Semejantes

Esta ley sugiere que la fuerza de un medicamento debe ser semejante a la de la enfermedad que se desea tratar. La enfermedad se manifiesta cuando una fuerza externa altera el equilibrio de la fuerza vital del organismo. Para restaurar este equilibrio, se necesita una fuerza semejante, aunque más fuerte, que estimule a la fuerza vital del organismo y la ayude a retornar a su estado sano.

Estimulación de la Fuerza Vital

La acción de una fuerza semejante pero más potente estimula la fuerza vital del organismo, ayudando a cambiar su frecuencia a la que tenía cuando estaba sano. Esta acción desplaza la fuerza externa que causa la enfermedad, permitiendo la curación.

Imagen recuperada de freepik

Limitaciones y Consideraciones

La ley de semejantes es eficaz cuando la enfermedad no es incurable. En enfermedades donde hay un daño irreversible a un órgano, como en el caso de la diabetes que afecta al páncreas, el medicamento puede mejorar la calidad de vida del paciente y reducir complicaciones, pero no puede restaurar el órgano dañado. Lo mismo ocurre en casos de daño articular severo.

Ejemplos de Aplicación

  • Diabetes: Aunque el páncreas no puede ser curado, el medicamento puede prevenir complicaciones y mejorar la calidad de vida del paciente.
  • Artritis: El medicamento puede reducir los autoanticuerpos y aliviar el dolor, pero no puede corregir las deformaciones articulares ya existentes.
  • Enfermedades Mentales y Emocionales: Aunque no se puede cambiar el carácter de una persona, se pueden aliviar síntomas como gastritis o síndrome del colon irritable asociados a problemas emocionales.

Importancia de la Observación de los Síntomas

Para aplicar correctamente la ley de semejantes, es crucial observar y entender los síntomas del paciente, no solo en términos de dolor físico, sino también cómo el paciente experimenta estos síntomas. Esta observación detallada ayuda a encontrar el medicamento más semejante al padecimiento.

Grados de Semejanza en la Naturaleza

En la naturaleza, no existen dos seres idénticos, sino grados de semejanza. De igual manera, los medicamentos no cubren todos los síntomas del paciente, sino aquellos que están presentes en el momento del tratamiento.

Imagen recuperada de freepik

Tratamiento Continuo

Si después del tratamiento inicial aparecen nuevos síntomas, será necesario buscar un nuevo medicamento que cubra estos nuevos síntomas. La ley de semejantes implica una relación íntima entre los síntomas observados y las patogenesias estudiadas en los medicamentos.

Experimentación Pura

La experimentación pura es un método utilizado para conocer la capacidad de un medicamento para alterar la salud en un sujeto sano. Este método es crucial para identificar los síntomas que una sustancia puede producir y, por ende, su capacidad curativa.

Procedimiento de Experimentación

  1. Selección de Sujetos: Deben ser individuos relativamente sanos, con un buen nivel de salud física y mental.
  2. Registro de Síntomas: Los síntomas deben ser anotados detalladamente, incluyendo la localización, la cualidad del dolor, las agravaciones y mejorías, y los síntomas concomitantes.
  3. Administración del Medicamento: El medicamento se administra en dosis controladas y se observa la aparición de síntomas.

Documentación de Resultados

Los resultados se documentan en orden cronológico y se organizan por aparatos y sistemas, formando las materias médicas que guían el uso clínico de los medicamentos.

Conclusión

La ley de semejantes es un principio que enfatiza la importancia de la similitud entre la fuerza de la enfermedad y la fuerza del medicamento para lograr la curación. Su correcta aplicación requiere una observación detallada de los síntomas del paciente y una experimentación rigurosa para conocer los efectos de los medicamentos. Este principio sigue siendo una base fundamental en la búsqueda de tratamientos eficaces y personalizados para diversas enfermedades.

SOLICITA MÁS INFORMACIÓN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *